Pérgolas para terrazas y jardines

Qué es una pérgola

Las pérgolas son estructuras de exterior que tienen como misión protegernos del sol y el calor en verano, creando un ambiente fresco y acogedor en terrazas, áticos o jardines. También se usan mucho en terrazas de bares y restaurantes para crear espacios cubiertos.

Las pérgolas son estructuras con alto grado de personalización y que permiten disfrutar de espacios de diferentes tamaños, ya sean grandes o pequeños cuando el clima es poco favorable, por hacer demasiado calor o un poco de fresco.

Tipos de pérgolas para jardines y terrazas

Las pérgolas nos permiten crear espacios únicos, en terrazas y jardines, en los que volcar nuestra creatividad y personalidad. Las pérgolas pueden estar realizadas en diferentes materiales. Los más comunes son la madera y el aluminio.

Las pérgolas, para aumentar su efecto protector contra los elementos climáticos se suelen cubrir con un toldo plegable, con lamas o incluso de plantas trepadoras, incluso árboles como las parras. Las pérgolas son un elemento que está muy de moda actualmente. Pero lo cierto es que ya las usaban los romanos en sus villas y los nobles en la Edad Media.

pergola bioclimatica con lamas modulables en el techo

Actualmente han evolucionado de tal forma, que podemos hablar incluso de pérgolas bioclimáticas con sistemas que permiten modular la luz. Elegir una pérgola es difícil, sobre todo porque es una compra que no se hace todos los días. Vamos a explicarte los diferentes tipos de pérgola que existen y te vamos a recomendar el que nosotros consideramos que es el mejor actualmente.

Pérgolas de madera

Las pérgolas de madera son las más comunes. Su mayor ventaja es su encanto, ya que este material se funde con la naturaleza y permite crear espacios rústicos muy acogedores. Decoradas con plantas y enredaderas pueden llegar a ser preciosas.

Pero también tienen algunos incovenientes que

Ventajas e inconvenientes de la pérgolas de madera

Ventajas: Indudablemente, la madera es un material de ayer, de hoy y de siempre. No pasa de moda. Además, es un material resistente y durable.

Inconvenientes: Como principal inconveniente podemos señalar que la madera es un material que exige más mantenimiento, sobre todo cuando está ubicado en el exterior, expuesto a los elementos. Regularmente tendrás que hacer algún trabajo como una limpieza, apretar tornillos y grapas cada temporada. Cada pocos años hay que efectuar el lijado de la madera y posteriormente usar aceites para alimentar la madera y protegerla.

pérgola de alumnio

Pérgolas de aluminio

Las pérgolas de aluminio son más modernas y su material ofrece más personalización y durabilidad que la madera.

Se confeccionan totalmente a medida y se adecuan perfectamente a cualquier espacio, fundiéndose con la arquitectura.

Ventajas e inconvenientes de la pérgolas de aluminio

Ventajas: El aluminio es un material ligero, que no se oxida y ofrece mucha resistencia. Por ello, también exigen muy poco mantenimiento. Las pérgolas de aluminio permiten una personalización total, mucho mayor que las de madera.

Inconvenientes: Los incovenientes son puramente decorativos. No vas a conseguir el aire rústico que te proporciona una de madera.

 

pérgola bioclimática

Pérgolas bioclimáticas

Las pérgolas bioclimáticas son las pérgolas de mayor demanda actualmente, tanto para particulares como para negocios. Podemos decir que son las más modernas y que ofrecen mayores posibilidades de adaptación y personalización.

Estas pérgolas cuentan con lamas modulables en su techo, lo que permite jugar con la entrada de luz y de calor. Al poder orientar las lamas a nuestro antojo, podemos protegernos del calor, del frío y de la lluvia. Además, nos da la posibilidad de seguir usando espacios como jardines y terrazas durante más tiempo a lo largo del año, independientemente de las condiciones climatológicas.

Ventajas e inconvenientes de la pérgolas bioclimáticas

Ventajas: Combinan las ventajas de un porche cerrado o un toldo, huyendo de sus inconvenientes. Dispondremos de un espacio que nos proteja del clima exterior, incluso de la lluvia sin que sea un espacio cerrado.

Las pérgolas bioclimáticas están hechas de aluminio, material del que ya hemos hablado en este artículo. Es duradero, ligero y requiere un mantenimiento mínimo.

Además, se pueden motorizar, por lo que su accionamiento es fácil y no requiere de grandes esfuerzos. También se puede domotizar. Por otro lado, disponen de un sistema de drenaje de aguas de lluvia propia.

Nuestra recomendación: Evidentemente, a la hora de instalar una pérgola, esta es la que recomendamos: por su facilidad de instalación, su durabilidad y por su adaptación. Una pérgola bioclimática, es una pérgola de la que se disfruta durante muchos más meses del año.

En Decor Estudio somos experto en estores, cortinas, toldos y pérgolas. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para que te asesoremos. Medimos y asesoramos gratis a domicilio.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar