Se trata de cortinas exclusivas, de diseño, con tejidos de lino, Polyester, Algodón y  con las diferentes opciones más novedosas de hoy en día, como las enrollables, venecianas de madera y cortinas a motor.

Las cortinas son unas piezas móviles, normalmente de tela, que cubren las ventanas por el interior de los edificios. Su función es la de impedir total o parcialmente el paso de la luz y la visibilidad desde el exterior. También se pueden utilizar detrás de una puerta de acceso.

Se colocan en cualquier habitación que disponga de ventanas, pero especialmente en los dormitorios, para quitar la luz en el momento del sueño. Si son muy finas y dejan pasar la luz se denominan visillos. También, un importante detalle es que sirven para no permitir el acceso del frío. Cuando hay frías corrientes o lluvias, el vidrio (conductor) permite el enfriamiento, y este pasa al ambiente bajando las temperaturas.
Se dividen según: material, accionamiento y cualidad funcional. Así podemos encontrar cortinas de telas, cortinas metálicas (distintas que las persianas ya que actúan en una sola estructura), cortinas automáticas, cortinas rústicas, mecánicas, manuales y cortinas térmicas, acústicas y blackout.

En cuanto a las de tela, hay muchos tipos diferentes: finas, toile, al aire libre, vendimia, Indian, y más. Cada tipo de cortina de tela tiene un uso diferente y le da un aspecto diferente a cualquier habitación. Los tipos actuales incorporan filtros de rayos ultravioleta para protección solar, y otras tecnologías para mejorar la aislación térmica.

Hay mucho tipos en función del estilo que prefiera para su hogar, desde tradicional, vertical, venecianas, barras exclusivas, tapicerías y demás.

  • Medición y asesoramiento gratuito
    En su propio domicilio